Los grandes olvidados de los “Oscar”

 
Dentro del mundo del cine, los esperados premios Óscar no sólo traen glamour y brillantes estatuillas, sino que también dan lugar a un gran número de decepciones y sorpresas. Grandes talentos de la cinematografía mundial han sufrido en alguna ocasión algún feo por parte de la Academia, ya que muchos profesionales se han merecido ganar este premio y nunca lo han conseguido.

Estatuilla de los premios Oscar // perros. metro951

Estatuilla de los premios Oscar // perros. metro951

En cada ceremonia de los Óscar hay personas que son olvidados por Hollywood y en 2009 no iba a ser de otra manera. Clint Eastwood, Jonathan Demme, El caballero oscuro o Gomorra son los principales perjudicados este año. Quizás el mayor descuido es el no haber nominado a Clint Eastwood por su enternecedora interpretación de un amargado, racista y políticamente incorrecto veterano de la guerra de Corea, en Gran Torino, película que, en contra de toda predicción,  no ha obtenido ningún galardón.

     Pero este no es el primer año que circunstancias así tienen lugar en estos premios. La lista de los grandes olvidados de Hollywood la encabeza indiscutiblemente Alfred Hitchcock, uno de los grandes maestros del suspense. Fue candidato al Óscar al mejor director seis veces entre 1941 y 1961, por inolvidables películas como Rebecca (1940), Rear Window (1954) o Psycho (1960). Pero al final sólo logró llevarse un Óscar honorífico. A pesar de haber rodado más de 60 películas, la Academia de Hollywood le negó siempre el apreciado galardón.

     Martin Scorsese, está considerado como uno de los mejores directores del cine actual. Ha sido autor de clásicos como Taxi Driver (1976), nominado al Óscar cuatro veces como realizador y dos como guionista. Pero con Gangs of New York (2002), que recibió diez candidaturas, no obtuvo ninguna estatuilla.

     Stanley Kubrick, el maestro del surrealismo, fue otro de los genios que recibió 13 nominaciones, dejó un impresionante legado de imágenes, técnicas e historias. Nominado cuatro veces como director por Barry Lyndon y La naranja mecánica entre otras y tres como guionista. Su última obra fue la controvertida Eyes Wide Shut, protagonizada por Nicole Kidman y Tom Cruise, cuya post producción se vio truncada por la muerte repentina del director, por lo que se dice que la edición de la cinta no estuvo bien ejecutada. Sin embargo, sólo ganó un Óscar a mjores efectos especiales en Odisea en el espacio.

El cineasta Stanley Kubrick durante el rodaje de 'La Naranja Mecánica' // Reuters

El cineasta Stanley Kubrick durante el rodaje de 'La Naranja Mecánica' // Reuters

     Woody Allen ha recibido 3 Óscar, 2 por Anni Hall como director y guionista y uno por Hannah y sus hermanas como guionista. Pero el número es algo bajo para la cantidad de nominaciones que ha obtenido a lo largo de su carrera, más de 20. Nunca ha conseguido la estatuilla como actor pero en el fondo nunca ha mostrado un gran interés por estos premios.

     Orson Welles, es uno de los más grandes directores de la industria. De hecho su película Ciudadano Kane es considerada una de las mejores de la historia y tan sólo recibió el Óscar a Mejor película. 30 años después fue reconocido con la entrega del Óscar honorífico.

cartel de la película "ciudadano Kane" // Taringa

cartel de la película "ciudadano Kane" // Taringa

     Otro de los personajes clásicos de la historia de Hollywood fue Cary Grant, que tan sólo fue nominado dos veces y en ninguna de las dos ocasiones recibió el premio, a pesar de que años después se le dio el Óscar honorífico debido a su gran trabajo como actor.

     Charles Chaplin, el grande del cine mudo, tampoco consiguió una estatuilla por ninguno de sus trabajos pero, por el contrario, fue premiado  con dos oscar honoríficos por su trabajo en El circo (1928) y por su aportación a que el cine fuese un arte durante el siglo XX.

     Han sido muchos más los olvidados de estos Premios tan esperados, entre ellos, Ridley Scott, Ingmar Bergman, Tim Burton, Roberto Rossellini o Peter O’Toole, que llegó a estar 7 veces nominado.

     Hitchcock, Welles y Chaplin por lo menos tuvieron su Óscar Honorífico. Sin embargo, existen otros buenos artistas que ni eso obtuvieron, son, entre otros, Fritz Lang, Krzysztof Kieslowsky, Andrei Tarkovsky, Vittorio de Sica, Francois Truffaut o Luís Buñuel.

     Parece algo habitual en la Academia, otorgar a un actor un premio honorífico después de toda una carrera de nominaciones pero ni un solo Óscar.

     Con respecto a los Oscar Honoríficos, la actriz Marlene Dietrich dijo lo siguiente: “Te lo dan cuando tienes un pie en la tumba”, algo que no se desencamina de la realidad.

     El récord al mayor número de galardones honorarios lo tiene el actor Bob Hope. Durante muchos años fue maestro habitual de la ceremonia por lo que obtuvo 5 estatuillas honoríficas, sin embargo, ni un solo Oscar por sus más de 70 películas.

Bob hope con un Oscar // terra.es

     No sólo hay personas olvidadas en el glamuroso mundo de los Oscar, también hay películas completamente ignoradas. Dentro de ellas están La naranja mecánica, King Kong y Frankenstein, entre otras.

Y los españoles recordados…

Tuvieron que pasar 50 años después de la aparición de estos premios para que Jose Luís Garci abriera la veda con Volver a empezar, ostentando a su vez el récord de cineasta más veces nominado, le seguirían Sesión continua (1984), Asignatura aprobada(1987) y El abuelo (1998). Por otro lado, Fernando Trueba logró nuestro segundo galardón con Belle époque (1993).

     Todo el mundo se acoradará de  que Javier Bardem estuvo nominado por Antes que anochezca (2000), y que terminó consiguiéndolo por No es país para viejos (2007), por su parte Penélope Cruz acarició la preciada estatuilla por Volver (2006), pero se lo llevó  para casa,  finalmente , por Vicky Cristina Barcelona (2009).

     Gran parte del cine español que sobrepasa nuestras fronteras es Almodóvar o Amenábar. El director manchego estuvo como finalista por Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988). Esta cinta constituye uno de los mayores éxitos internacionales del cine español, y aún hoy se sigue hablando de cómo pudo perder aquella noche frente a una gran película danesa, pero de la que hoy nadie parece acordarse. Lo consiguió con Todo sobre mi madre (1999); así mismo, posee el privilegio de ser el único cineasta español en estar nominado a mejor director y de conseguirlo por el guión de Hable con ella (2003) . Con respecto a Alejandro Amenábar, el que fuera nuestra más joven promesa ya convertida en toda una realidad, cosechó con Mar adentro (2005) el cuarto Óscar para la cinematografía española.

Almodovar con el Oscar // rtve.es

Almodovar con el Oscar // rtve.es

     Tocados o no por la gracia, a veces caprichosa de estos premios, todos estos nombres han enriquecido con su profesionalidad y talento al séptimo arte.

Anuncios

One Response to Los grandes olvidados de los “Oscar”

  1. […] Dentro del mundo del cine, los esperados premios Oscar no sólo traen glamour y brillantes estatuillas, sino que también dan lugar a un gran número de decepciones y sorpresas. Grandes talentos de la cinematografía mundial han sufrido en alguna ocasión algún feo o decepción por parte de la Academia, ya que muchos profesionales se han merecido ganar una estatuilla y nunca la han conseguido. LEER MÁS […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: